10 feb. 2013

Atun-tun-tun

Todo comenzó como un día normal en casa de Sandra, se levanto tarde, desayuno (pero se atraganto), se preparo para ir al instituto y se fue de casa, pero tarde. Llego tarde (por supuesto) y no la dejaron entrar en clase. Le dieron la nota de un examen y suspendió con un 1.
Después de un día tan horrible llego a casa y se puso a comer ajena al peligro. Minutos después empezó a ahogarse, no podía respirar. Para cuando llego la ambulancia no pudieron reanimarla, ya estaba muerta.

Sandra era alérgica al atún (y otros bichitos marinos), todos en su casa lo sabían pero por error acabo un poco de atún en su comida y por eso hoy esta muerta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario