2 may. 2012

Un porro multicolor

Empezaremos por el caso mas... normal, pero esa decisión es vuestra, juzgad al final.

En ese universo paralelo existía una tienda extraña hasta para ellos, era una floristería, pero no era una floristería normal. Las flores que vendía provenían de antiguos conjuros en idiomas inaudibles al oído humano, allí su nombre era de la misma naturaleza pero aquí los llamamos ultrasonidos, de los pellejos de animales muertos, sin órganos o huesos, y de la sangre drenada del corazón de un recién nacido, de menos de un día de vida. Con todos los ingredientes tenían que extender el pellejo del anima de forma totalmente plana y bañarlo en la sangre del bebe. Después diciendo el conjuro debían enterrarlo en un tiesto con tierra, esta era normal, y no debían dejar que durante una semana le diera el sol. Pasada la semana se exponía unos minutos al sol y salia la planta mas maravillosa que puedas imaginar. Era frágil y estaba indefensa, pues estas flores carecen de espinas, ademas de ser muy suave y esponjosa. La flor era de un intenso azul, con hojas tan verdes que daba pena solo mirarlas. Su aroma era mejor que el de una rosa, mejor que el de un jardín en primavera, y el aroma era tan intenso que podría quitar la peste de mil pies. El motivo de que cultivasen esta planta era simple, por su polen. Un polen azul, igual que el de la flor, pero que correctamente utilizado en conjuros, hechizos o maldiciones provoca que los efectos se multipliquen.



La persona que cultivaba el polen era un mago al que le echaron la maldición niño-niña, maldición por la cual nadie sabe si es hombre o mujer. A pesar de la maldición le concedieron la vida eterna, bueno eterna no pero podría vivir 1000 años con la maldición y luego llevar una vida normal . Su pelo tenia pro piedades mágicas, era alucinógeno, te permitía ver lo que mas ansiabas en la vida, ya fuese riquezas, poder o tan solo amor.

Bueno pues este Profesor compraba ese polen azul en sacos de veinte kilos, de forma industrial, no es que lo utilizase para castigar a sus alumnos ni que tuviese que deshacerse de padres sin escrúpulos ni que tuviese enemigos a quien echarles maldiciones, no lo utilizaba de forma personal. Ademas era muy amigo del mago que le regalaba su pelo para que fuese feliz. Lo utilizaba para hacerse porros Nyan Cat.

Los porros Nyan Cat se hacían con un papel de periódico, pelos del maldito y el polen azul. Creaban tal colocon que tras una calada aquel que lo fumase y todos los que estuviesen en un kilómetro a la redonda caían desmallados. Se les consideraba una droga, puesto que cada vez que fumabas uno las neuronas se reducían a la mitad.


Este profesor fue siempre muy pringado y todo el mundo se burlaba de el. Cuando supo que tenia que ser profesor se intento cortar las venas, pero era tan pringado que ni siquiera lo consiguió. Sabiendo los riesgos que tenia el fumar los porros Nyan Cat decidió fumarlos.

Cada día esta peor los médicos solo le dan algunos años de vida, solo tiene 20 años, es su fin y todo por ser un pringado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario